Tu Empresa y los pájaros

Este artículo tiene actualmente 68 Vista(s)

¿Por qué una tormenta no termina con los pájaros?

Tanto tu empresa como los pájaros y muchos otros animales que viven en su hábitat natural, diariamente enfrentan muchos y distintos peligros.  

  • Están expuestos a ser víctimas de muchos depredadores. Tu empresa también.
  • Compiten por el alimento. Tu empresa también.
  • Compiten por un mismo territorio. Tu empresa también.
  • Usan todos sus recursos para sobrevivir. Tu empresa también.

Pero qué hacen los pájaros durante una tormenta.  Te has preguntado ¿a dónde se refugian mientras tú contemplas por tu ventana una intensa lluvia que no te deja ver más allá de unos cuantos metros?

Para los pajaritos buscar el mejor refugio es un elemento fundamental cuando se aproxima la tormenta.

Generalmente lo buscarán cerca de los árboles o en arbustos a donde puedan esquivar la lluvia y el fuerte viento.

¿Qué locación o refugio es el ideal para tu empresa en tiempos de tormentas? Debes buscar el mejor árbol que te cobije, el que te proteja del intenso viento, que te permita permanecer ahí hasta que todo pase. 

Ese árbol tuyo puede ser una gestión de alianzas transitorias con empresas más grandes, de hacer ajustes o transferencias presupuestales de un área a otra más vulnerable; de recortar gastos sin dañar su funcionamiento; de hacer uso de un crédito que te garantices pagar en tiempo y forma; de sumar y multiplicar tus capacidades de producción implementando innovaciones; de ser introspectivo y reflexivo pero decidido.

Para una Empresa micro, pequeña o mediana las cosas no son fáciles. Pero siempre hay un árbol, un recurso por pequeño que sea que servirá para asirse con todas sus fuerzas. 

Debes hacer un inventario de tus recursos por un lado y requerimientos por otro. Debes hacer un cruce de datos micro y macroeconómicos.  Más en tiempos como éste de tanto movimiento por la pandemia del Covid19. Toda vez que determines cuáles son tus recursos deberás asignarle un valor de desempeño.

Para los pájaros es importante mantenerse lo más secos posible y entre más cerca estén de la tierra, su temperatura es más cálida. 

Son criaturas que a través del tiempo se han ido adaptando para sobrevivir y seguramente lo han hecho de una manera natural como lo es la evolución. Sí con contratiempos, sí dolorosamente, pero con fluidez en la plena seguridad que cada transformación le agrega fortalezas y valor a su nuevo estatus.

Al hablar de una Empresa, en realidad estamos hablando de uno o varios individuos quienes crearon esa entidad.  Así que la evolución de la Empresa depende en mucho, de la evolución integral del o los individuos.

En alguno de mis artículos anteriores y cápsulas de nuestra programación de imefi.tv  les mencionaba que es muy importante mantener presente el origen de la idea que dio paso al nacimiento de esa Empresa que estuvo en el sueño de alguien, porque ése es el espíritu que la gestó y que permanece vivo a lo largo del tiempo.

” El vuelo de las ideas es tan real como el vuelo 

del viento y las plumas”

Desde su concepción y conforme va creciendo la Empresa, se van adquiriendo habilidades y fortalezas.  Se adapta al cambio como camaleón, o debería. 

Al parecer el ser humano muchas veces es quien pone más resistencia al cambio que un pajarito, porque tiene una estructura mental y emocional condicionada cultural y socialmente a los apegos, al ridículo, a los juicios, al fracaso.  En cambio, los pájaros no.

En los sistemas biológicos y organismos existen múltiples formas de adaptación.  Las aves tienen en sus patas un sistema de ajuste que se llama intercambio de calor por contracorriente que consiste en mantener el calor a través de un complejo proceso para lograr el equilibrio térmico minimizando la pérdida de calor por la piel.  

Lo tienen las aves; las aves marinas como pelícanos, albatros, gaviotas para destilar el agua salada del mar; los peces para transferir el oxígeno del agua circundante a su sangre; los mamíferos; las tortugas marinas que se encuentran en aguas muy frías; el zorro polar que mientras pisa la nieve, la proximidad entre sus venas que transportan sangre fría y sus arterias que transportan sangre caliente, resulta en un intercambio de calor permitiéndole una confortable temperatura.

Si los pájaros y muchas otras especies del reino animal hacen adaptaciones para los tiempos del cambio, los seres humanos como por qué no.

Ellos, los pajaritos, tienen plumas esponjosas para atrapar el aire e impedir el impacto de las temperaturas gélidas. Nosotros tenemos conocimiento, know-how y aunque nos desplumen debemos seguir altivos y hacia adelante.

A diferencia de los pájaros que deben permanecer inactivos para mantener el calor en medio de una tormenta, nosotros debemos estar en constante actividad para mantener los kilómetros recorridos de vuelo.

Ellos acumulan grasa para sobrevivir al tiempo de la inactividad.  Nosotros acumulamos bienes de capital, talento, reputación, conocimiento, alianzas, esperanza, confianza, seguridad y dignidad.

Pasa la tormenta y ellos vuelven a cantar, a buscar alimento y vuelan alto.

Nosotros también.

“No creas lo que tus ojos te dicen. Sólo muestran las limitaciones. Mira con tu entendimiento, descubre lo que ya sabes y hallarás la manera de volar.” 

Juan Salvador Gaviota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.