El nuevo etiquetado de alimentos, Negocio y Salud

Este artículo tiene actualmente 234 Vista(s)

El nuevo etiquetado para alimentos y bebidas ultra procesados, ha generado mucha controversia en la llamada “industria de comida chatarra”, afirmando que la reforma propuesta aún pendiente de resolución, generará afectaciones a sus negocios para lo cuál muchas de estas empresas han promovido juicios de amparo.

La Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010 o conocida como NOM 051 es la que dicta las especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas re-envasados Información comercial y sanitaria y entrará en vigor a partir del 1° de octubre del 2020.

La “etiqueta”, como parte fundamental de la identidad de un producto, sirve para describirlo, diferenciarlo, dar un servicio al cliente permitiendo que éste tome las decisiones adecuadas sobre consumirlo o no de acuerdo a su preferencia o por motivos de salud y desde luego para cumplir con las leyes, normativas o regulaciones establecidas para cada industria o sector.

Quienes regulan esta Norma oficial son los Comités Consultivos Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía y el de Regulación y Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y son quienes aprobaron la modificación a dicha Norma el 24 de enero pasado.

En la Reforma a esta Norma Oficial se obliga a las empresas a colocar sellos de color negro que indiquen si el producto es dañino para la salud por los componentes de su contenido. La autoridad estipula hasta el 30 de noviembre de 2020 para cumplir con la colocación de la información en sus productos.

Como puede verse estas medidas efectivamente sí causan una muy fuerte afectación económica a las Industrias de estos sectores.

Pero también hay que reconocer que la industria de la comida chatarra ha llegado a impactar negativa y severamente la Salud de la Población no solamente en México, logrando introducirse en la mente de los consumidores a través de fuertes campañas publicitarias muy estratégicas, impactantes, tan bien elaboradas que coloca a los consumidores nacionales en los primeros lugares del mundo en padecer obesidad, diabetes, desnutrición y otros males de la salud que se convierten en serios problemas de Estado por los presupuestos que se deben destinar a la cura de tales padecimientos así como por la baja productividad que las personas llegan a tener en sus labores derivado de lo mismo.

Entonces sí cabe la posibilidad de que se empiece a reestablecer el equilibrio entre la salud de la población que debe ser un tema prioritario y los intereses de estas grandes Industrias que además son absolutamente indispensables en la generación y fortalecimiento de las economías de los Países a través de la generación de empleos y por las inversiones que impactan directamente en el crecimiento y desarrollo local.

Si lo que hay que hacer es modificar las fórmulas secretas para que esos alimentos y bebidas en lugar de dañar, nutran, pues hay que hacerlo.

De hecho, es algo que debió hacerse desde un inicio por ética elemental, por consciencia. Tal vez poquito consumo “no mata” pero si se convierte en un alto consumo que es el objetivo principal de las empresas, entonces hay que replantear el tema.

Hubo generaciones enteras antes de la llegada de estas industrias, que la comida siempre era en casa, el agua de limón en la mesa no faltaba, los postres y botanas eran frutas, el lunch para la escuela era una torta de huevo y solamente para ocasiones especiales se servía un refresco y se vivía sano y bien.

Ojalá se reorienten las formulaciones químicas de dichas industrias y sigan pensando en sus grandes campañas de publicidad orientadas a las altas ventas y consumo, pero con productos que, si no benefician, que por lo menos no dañen.

A estas alturas, sé que suena ingenuo anteponer la Salud de la Población ante estos enormes intereses, pero estamos en momentos de profundos cambios y los cambios siempre deben ser para bien.

En esta ocasión Yessica Rueda visito #BarAntonioLaCasadelosTequilas para conocer cómo están siguiendo los protocolos de sanidad y nos cuenten un poco de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *