Cuarentena y Protocolos a cumplir

Este artículo tiene actualmente 181 Vista(s)

Conforme pasa el tiempo en nuestro confinamiento debido al Covid19, nos damos cuenta que los protocolos, las disposiciones, lineamientos, reglas y normatividades oficiales van cambiando y también se van haciendo mucho más complejas de acuerdo al avance y comportamiento de la pandemia.

Así podemos ver que al inicio las medidas sanitarias eran mucho más claras, con reglas muy sencillas y precisas como el #QuédateEnCasa #SanaDistancia, #LávateConJabón, #UsaCubrebocas, #NoAbrazosNiBesos y otras disposiciones porque se pensó que los efectos de la pandemia se podrían controlar en una cuarentena.

Cuarenta días como el período que guarda una parturienta o los días que se aísla a la población de ciertas enfermedades como la Peste Negra que por el año 1340 y tantos, se extendió por Asia, Europa y parte de África dejando entre 75 y 200 millones de personas muertas en el mundo.

Pero esta cuarentena, ha resultado ser la más larga de la historia, digna de un Récord Guinness, con la gran diferencia de que afortunadamente a pesar de afectar simultáneamente a todo el mundo, ha dejado muchísimos menos decesos que los que dejó la Muerte Negra.

En México llevamos de confinamiento casi 6 meses, cuarentena de casi 180 días y 1000 Protocolos oficiales a cumplir, confinamiento con ciertas salidas en falso de acuerdo a la semaforización que las Autoridades han tenido que inventarse y que sólo los buenos asesores de empresas le entienden.

Como dato curioso, el término “cuarentena” como período y sistema de aislamiento, se estableció por primera vez en Venecia.

Venecia en el siglo XII y XIII era el corazón del comercio con Oriente, incluso Shakespeare escribió más tarde hacia el año 1600, la comedia teatral “El Mercader de Venecia” a propósito de la importancia comercial del lugar que permanece hasta nuestros días.

Debido a los cientos de embarcaciones que llegaban en ese entonces a la Ciudad con todo tipo de mercancías desde alimentos, especias, muebles, telas, sedas, joyas y otros artículos también traían ratas y enfermedades como la peste bubónica.

Es por ello que las autoridades de la época hacia 1468, aprobaron una Ley que estableció el distanciamiento temporal como medida de prevención sanitaria a donde exigían que las embarcaciones con todo y tripulación, pasajeros y mercancías antes de entrar a Venecia, se mantuvieran por 40 días en una isla cercana llamada Lazaretto Novo mientras eran desinfectados y así mantener fluyendo su boyante economía.

El que sean precisamente 40 días -y no 30 como lo fue en un inicio período llamado “trentino”-, muchos investigadores suponen que este período de “desinfección” está relacionado con los libros sagrados judeo-cristianos a donde el número 40 está en muchos de sus pasajes e incluso la Cuaresma es un período de 40 días de purificación espiritual.

El asunto es que el término “cuarentena” todavía se sostiene como un período de aislamiento cuando se trata de una enfermedad, epidemia o pandemia como en el caso del Covid19.

Pues bien, en nuestra realidad actual las cosas son tan difíciles como en ese entonces, con la variable de que somos muchísimos más habitantes en el Planeta lo que hace más complejo el diseño de Medidas Sanitarias para cada caso y ámbito.

Hemos visto que hay medidas sanitarias en lo individual, familiar y en lo colectivo. Hay medidas para todo: Hospitales, Escuelas, Iglesias y por supuesto para las Empresas y Negocios dependiendo de su tamaño. Hay medidas Ambientales, de Movilidad, de Migración, Agrícolas, de Compra-Venta y así podríamos enumerar cada una de las actividades de nuestras vidas cotidianas.

Se han tratado de homologar a nivel mundial a través de la OMS principalmente y a través de otros organismos internacionales, todas con la misma intención de frenar los contagios por covid19.

Y en medio del maremágnum, además de todo, han surgido teorías de la Conspiración, rebeliones y diversas resistencias a adoptar las medidas sanitarias argumentando un atentado a los Derechos Humanos. Hay teorías como la de la Inmunidad de Rebaño, o la del Rebaño Desconcertado. Y por supuesto han aparecido un montón de fake news.

Mientras tanto los científicos a todo vapor investigan sobre el virus y tratan de encontrar una cura o la vacuna que definitivamente erradique el virus como ya lo anunció que la tiene Rusia, China y Estados Unidos; los médicos atendiendo cientos de enfermos sin darse abasto y muchos muriendo en el frente de batalla.

Y en este contexto las autoridades en medio de tanto caos y toda esta crisis, con la escasa, confusa y contradictoria información que les llega, van construyendo medidas de contención que ayuden a la población a prevenir la propagación del virus, de donde salen protocolos y lineamientos que se deben cumplir.

Pero ante tal cantidad de información, entender los Protocolos y su implementación, se vuelve más complejo, casi imposible de seguirle el paso.

En el caso de las Empresas, Negocios e Industria se han establecido lineamientos obligatorios de todo tipo que llegan a parecer casi como Tratados.

Entonces para dar un seguimiento y cumplimiento adecuado, asertivo y eficiente empezaron a surgir figuras de Especialistas que día con día analizan, estudian, investigan y llevan un registro puntual de todos los lineamientos, modificaciones o actualizaciones que va emitiendo la autoridad, para asesorar a estas entidades comerciales en su cumplimiento puesto que son protocolos obligatorios y sujetos a sanciones o multas.

La pandemia trajo otras pandemias como la económica promovida por el paro o cierre de los Centros de Trabajo ante la imposibilidad de generar ingresos.

De pronto los Centros de Trabajo se enfrentaron a la necesidad de modificar su modus operandi:

• Convirtieron las horas de oficina por trabajo Home Office en la medida que se permitiera y sus implicaciones en materia de derecho laboral;
• Se quedaron plantas industriales paradas o en su mínima capacidad desconociendo el impacto en varios ámbitos como el fiscal, legal y otros.
• Se generaron dudas de cómo hacer pagos del IMSS, INFONAVIT y otros.
• Y más dudas sobre el pago de sueldos, sobre la Nueva Normalidad, su planeación para el Retorno Laboral y sobre los protocolos.

De por sí, bajo esta llamada Nueva Normalidad ya es difícil adecuar los cambios administrativos, operativos y organizacionales para que las Empresas y Negocios sigan produciendo en la medida de lo posible, encima de eso hay que leer, estudiar mucho y estar al día de todos los protocolos para implementarlos, pues es verdaderamente para volverse locos.

Con toda seguridad los futuros historiadores que se enfoquen en esta época la encontrarán fascinante por la manera en que tuvimos que modificar hábitos cuantitativa y cualitativamente en todos los ámbitos de nuestra vida y salir adelante en tiempo récord y por supuesto honrando siempre a quienes perdieron la vida en esta batalla.

Sin duda las crisis son oportunidades, nos cambian, rompen esquemas y surgen nuevas estructuras como en las que ya estamos instalados en esta Era Digital que ya ha comenzado.

Más información WhatsApp 55 81 54 74 37

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *