Los riesgos de que el SAT saque fotos y videos en su actividad recaudatoria

Este artículo tiene actualmente 911 Vista(s)

Con la aprobación por parte de los Diputados de que el SAT tome foto y video en las visitas domiciliarias para recabar información, se levantan muchas suspicacias dado que se trata de la intimidad de las personas contribuyentes, y aunque el SAT debe garantizar la salvaguarda de los datos, no deja tranquilo a nadie.

Esta aprobación forma parte de la Miscelánea Fiscal 2021 en los cambios que contiene el Código Fiscal de la Federación y se basa en lo que se añadió a su artículo 45 a donde señala que se faculta a los visitadores para que puedan hacer uso de herramientas tecnológicas para recabar información de los bienes que existen en el domicilio, herramientas que deben ser provistas por el SAT ya que se supone cuentan con las medidas de seguridad y encriptación necesarias para proteger la información y datos de los contribuyentes.

Hay quienes dicen que es darle más poder a quien ya está empoderado.

Si bien en México la evasión fiscal es muy alta y de acuerdo a la OCDE somos el país con menor recaudación y uno de los más bajos en América Latina, la medida parece de una violencia innecesaria porque el SAT ya maneja herramientas tecnológicas para revisar todas las huellas que dejan los movimientos de nuestras cuentas bancarias y todos los gastos que realizamos las cuales están a disposición de la autoridad tributaria.

El argumento que tienen para realizar este procedimiento es que hay muchas empresas que tienen su domicilio fiscal en lotes baldíos y estos datos gráficos sirven para reforzar el expediente e integrar una investigación como un posible caso de evasión fiscal.

Pero ante el argumento de casos excepcionales, no se puede generalizar al resto del padrón de contribuyentes porque se les están dando armas que nos dejan en un estado de indefensión tanto a las Empresas que son personas morales, a las personas físicas como mipymes o pequeñas oficinas y a las personas contribuyentes que tienen en su casa su domicilio fiscal.

Todos sabemos de los altos índices de inseguridad que padecemos y también conocemos el alto grado de creatividad que tiene la delincuencia para hacerse pasar por verificadores autorizados, lo que nos vulnera terriblemente y nos pone en manos de un peligro inminente.

Eso sin contar con que el sistema encriptado que se supone guardará confidencialmente todos nuestros datos patrimoniales. no sea hackeado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *